En la cuerda floja

en-la-cuerda-floja.-2

En estos días se estrenará la nueva película del director Robert Zemeckis titulada “En la cuerda floja” que trata de la vida de  Philippe Petit, quien junto con su banda, planearon lo que parecía un robo pero en realidad era con motivo de romper un récord: atravesar y caminar en el inmenso vacío de las torres gemelas en Nueva York a través de un cable sin ningún otro tipo de asistencia.

Me recuerda al apóstol Pablo cuando narra la lucha interna que mantenía constantemente en su interior entre hacer lo correcto o lo incorrecto, entre lo puro y lo profano, en pocas palabras, él se sentía en la cuerda floja en su interior.

¿Cuántas veces nos hemos sentido igual?

Hay momentos en los que sentimos que avanzamos en santidad, pero de repente nos vemos envueltos en situaciones que pensamos habían quedado en el pasado, ¿Cuantas veces nos hemos sentido que hemos superado una tentación y así sin querer de la noche a la mañana estamos nuevamente sumisos ante sus garras?

¿Por qué se nos hace tan difícil vivir una vida totalmente LIBRE de adicciones y de pecado?

¿Será que hemos mezclado nuestros conceptos con los conceptos de Dios?

¿Será que nos hemos acostumbrado a vivir una doble vida?

¿Será que el enemigo nos tiene caminando entre las cuerdas flojas del pecado para mantenernos dentro de la iglesia solamente para ocupar un lugar?

Tengo muchas preguntas que me hago respecto a esto, pero; ¿Qué es lo que realmente nos ha pasado?

Y lo resume esta palabra, DESCUIDO.

Hemos descuidado nuestra relación con Dios, hemos descuidado la oración y hemos descuidado la Palabra de Dios, por alguna razón, nuestra relación con Dios la dejamos para después, para cuando las cosas mejoren, para cuando tengamos más tiempo, para cuando estemos menos ocupados etcétera, etcétera.

Pero la dejamos colgada en algún lugar de nuestra vida, que comenzamos a caminar tras los pasos de la derrota, tras los pasos de la frustración, de las adicciones, y de todo aquello que hace más notoria tu falta de vida espiritual.

Monotonía

Si nuestras batallas son constantemente peleadas en la cuerda floja, tarde o temprano estaremos arrodillados ante el fracaso rotundo de una vida que quiso, pero NUNCA pudo vivir en VICTORIA, de una vida que anheló más del Señor, pero que NUNCA lo buscó con diligencia, de una vida que soñó, pero NUNCA accionó la fe para alcanzar lo que estaba ya establecida para ella.

¡Este es el mejor de tiempo!

Quizás hayas estado caminando en la cuerda floja del pecado, tambaleándote en lo espiritual, pero tenemos un Dios misericordioso, que nos ama a pesar de nuestras debilidades, pero por ese mismo amor que nos tiene, nos exhorta a cambiar de rumbo nuestra vida, a retomar su camino, a sacar del armario de nuestra alma la pasión que sentíamos cuando lo conocimos, a desempolvar la oración, y a refrescarnos en su Palabra.

Este es el mejor tiempo que puedes vivir, este el tiempo correcto que Dios diseñó para ti. Levántate en el nombre de Jesús y pon tu mirada en Jesús, él es capaz de restaurar y sanar una vida golpeada por el pecado y volverla útil en su reino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s